Cursos y sesiones de Registros Akáshicos y crecimiento espiritual

11
Nov

0

SOMOS SERES ESPIRITUALES

Cuantas veces habremos oído que somos seres espirituales, que somos energía o luz... ¿Qué quiere decir realmente esta pequeña frase? 

El ser humano está formado por una parte física, una parte mental / emocional y una parte energética o espiritual. Nuestro Ser Espiritual.

La parte física todos la conocemos, es lo primero que reconocemos como verdadero y es lo que vemos frente al espejo o cuando bajamos la cabeza y vemos nuestro cuerpo. Todos de algún u otro modo también sabemos que lo compone y / o forma.

La parte mental /emocional, es otro aspecto nuestro. Pues también tenemos mente, pensamientos, emociones… y eso también nos otorga unas cualidades a nivel personal. Marca nuestra forma de ser, nuestra personalidad, nuestra forma de percibir y desenvolvernos por el mundo.

¿Qué pasa con la parte espiritual?

Pues también forma parte de nosotros y es incluso más importante y profunda que nuestras otras partes. Porque sin esa energía, sin nuestra esencia, este cuerpo no tendría vida, esta mente no tendría pensamientos ni emociones, porque le estaría faltando nuestra ESENCIA, el motor de nuestro vehículo para movernos por este plano físico en el planeta Tierra.

¿Cómo recargamos nuestra energía Espiritual?

Somos seres espirituales porque no solo necesitamos comida y agua para sobrevivir, también necesitamos energía. Sin darnos cuenta, tenemos expresiones donde de manera inconsciente lo reconocemos, como por ejemplo, cuando estamos agotados decimos ‘ ‘estoy sin energía’’.

Nuestra forma de recargar principal está en el descanso y durmiendo. Cuando dormimos, no nos quedamos estáticos como un teléfono móvil recibiendo energía, sino que nuestro verdadero ser, nuestra esencia, sale del cuerpo físico y se recargar conectando con los otros planos, con planos energéticos o espirituales (como prefieras llamarlo). Además de recargarse, recoge información para ti, a esto le llamamos luego ‘‘sueños premonitorios’’. También obtiene información y experiencias que son necesarias para el ALMA. Con el tiempo estás experiencias pueden marcar tu forma de ser en un  corto o largo plazo de tiempo.

Como seres físicos tenemos unas necesidades, comer, beber, etc. Como seres espirituales también debemos obtener la energía que necesitan nuestros cuerpos sutiles.

Todos en algún momento (o en su mayoría si nos abrimos a sentir), podemos experimentar como circula la energía por nuestro interior, a través de nuestro canal de luz, nuestros chakras y meridianos.

Podemos experimentarlo en Meditación, en prácticas de Tai Chi- Chi Kung, recibiendo terapia de Acupuntura, o en un momento de paz y relajación, ya sea en nuestras casas o en la naturaleza. Hoy en día, existen diferentes formas de conectarnos a nuestra esencia y «recargar las pilas». Para mí la meditación es una de las formas más sencillas y eficaces, además de ser la base en muchas disciplinas orientales como el Yoga.

Pincha aquí para aprender Meditación

En esencia, somos esa PRESENCIA- ESENCIA, viviendo en el presente que es el tiempo en el que nos desenvolvemos manifestando nuestro SER, lo que realmente somos.

Es un juego de palabras PRESENCIA-ESENCIA, que aprendí en un retiro hace muchos años de meditación con ayuno. Al principio cuando se me pregunto ¿entiendes que significa presencia? Recuerdo que no supe responder. 

Tras los tres días de retiro (resumiendo mucho sobre este término) comprendí que lo único que tenemos es nuestra esencia en el aliento. En este ligero e importantísimo acto, se recoge todo nuestro ser, toda nuestra verdad y todo lo que nos representa, sucediendo todo en milésimas de segundos, que no puedes capturar, solo vivir y disfrutar.

 

 

Como comencé este artículo, somos seres espirituales teniendo una experiencia física para avanzar, para crecer y superarnos cada uno a nosotros mismos y a nadie más. Somos seres de luz, manifestando vida en este plano y somos seres de luz, porque cada uno de nosotros puede manifestar lo que somos (nuestra esencia) en cada acto, palabra y emoción.

No hay comentarios

Respuesta

error: